Federación de Dantzaris Vascos

La creación de la Euskal Dantzarien Biltzarra (Federación de Dantzaris Vascos) tiene su origen en los espectáculos organizados por numerosos grupo de dantza que proliferaron en la década de los 50. Normalmente tomaba parte un grupo por cada provincia. GOIZALDI era en muchas ocasiones el representante de Gipuzkoa. Dindirri (Bizkaia), Oldarra (Iparralde), Iruñeako Udala – Duguna (Nafarroa) …. eran otros de los grupos. Estos espectáculos de baile, llamados Zazpi Probintziak (las siete provincias) tenían lugar en las plazas de toros de Iruña y Donostia, el frontón Euskalduna de Bilbo … Este tipo de fiestas han continuado hasta hoy en día.

Volviendo a la década de los 60 los grupos se multiplicaron, especialmente en el ambiente urbano. Tomando como ejemplo los grupos antes citados, se crearon numerosos grupos en todo Euskal Herria. Todo ello acarreó la proliferación de grandes alardes, como por ejemplo el organizado por la sociedad Oargi de Deba, que en aquella época tuvo gran repercusión. Durante el franquismo estas fiestas, que reunían a más de 2.000 dantzaris, tenían como objetivo la potenciación de la cultura vasca.

Las fiestas de Zazpi Probintziak y las Euskal Jaiak ayudaron a estrechar las relaciones entre los distintos grupos de Euskal Herria. De esa relación surgió la idea de la creación de la Euskal Dantzarien Biltzarra (EDB). Después de intentar su creación en el sur de Euskal Herria, y ante la negativa de la administración franquista, se decidió hacerlo en Iparralde en el año 1965. El 11 de marzo de ese año apareció publicado en el Boletín Oficial francés. En el estadio Aguilera de Biarritz tuvo lugar el primer Dantzari Eguna con la participación de más de 2.000 dantzaris.

El día de la creación de la EDB se nombró a Paul Legarre como presidente. Como representante de Hegoalde fue nombrado el escritor vizcaíno Xabier Gereño. En aquella reunión se decidió intentar la legalización en Hegoalde, hecho que se logró en 1969.

GOIZALDI ha tomado parte activa desde los inicios de la EDB. Ejemplo de ello son los inumerables cursillos dados tanto a grupos de Gipuzkoa como del resto de Euskal Herria.